Causa perdida XV

Que la razón y la palabra sean compañeras de fatigas en las relaciones personales. Causa perdida.

Causa perdida XIV

Que se quemen todas las banderas, se borren las fronteras y no haya otra patria que la palabra y la libertad de pensamiento. Causa perdida.

Causa perdida XIII

Que los curas y las monjas dejen de “oír voces” y la “llamada” y dejen de mirar al resto del mundo por encima del hombro, y se pongan de una puta vez a intentar mejorar el mundo. Causa perdida.

Causa perdida XII

Que sustituyamos en nuestras relaciones laborales los criterios de rendimiento, eficacia y rentabilidad por los de confianza, pasión y generosidad. Causa perdida.